Argentina / Colombia
+543517018566
contacto@comcordac.com

SI NO LO HACES POR TU PILA, HAZLO POR TU PLANETA

SI NO LO HACES POR TU PILA, HAZLO POR TU PLANETA

¿Cómo conservar mejor la batería del portátil/notebook?

No somos técnicos y poca idea tenemos de electrónica; sin embargo, no ssabemos si te haya sucedido, durante un viaje o justo la noche anterior a una presentación: “la batería del portátil “sacó la mano””.

Para aquellas personas que viajamos con frecuencia, trabajamos en atención de clientes o dictamos conferencias, nuestro portatil se ha ganado (y con todo el mérito del caso) la calificación de “oficina itinerante”, y aunque el smartphone ha sustituido muchas de sus funciones, hoy continuamos dependiendo en gran parte de este gran compañero de trabajo.

Una pregunta frecuente: ¿cómo lograr que la batería del portatil dure más? Después de investigar unas horas acerca de este tema, la conclusión es bien interesante pues la información que te compartimos es válida también para nuestros teléfonos móviles.

De esta manera y entre tanta información disponible, la primer sugerencia es “no metas la pila en el congelador” como algunos sugieren… sirve de nada. Encontramos unas sugerencias prácticas y realistas publicadas en Yahho por el periodista  César Dergarabedian – @dergarabedian – que aquí nos permitimos compartir transcribiendo y ajustando algunos textos para este post:

  1. No te sobrecargues de Apps que poco usas. Las notebooks vienen cada vez con más potencia de cálculo y capacidad de procesamiento, que permiten ejecutar más programas en forma simultánea. Pero no hay que engolosinarse y abrir aplicaciones para luego no usarlas, porque todas ellas consumen energía.
  2. Evita la exposición prolongada al calor. El calor desgasta la vida útil de la batería. Pero además, si hay muchos programas abiertos se requiere más energía para el procesador. Si aumenta la temperatura del chip, el ventilador interno del equipo que disipa ese calor deberá funcionar más tiempo, consumiendo la batería. La solución en este caso es trabajar con el equipo en ambientes frescos y refrigerados.
  3. Usa la luna. En el teclado superior de tu portátil, del lado izquierdo encontrarás un símbolo de luna. Es la hibernación. Este modo permite ahorrar energía. ¿Cómo ponerla en funcionamiento? Sólo oprime esta tecla cuando vayas a parar por un momento y luego vuelves a accionarla para continuar. Si tu equipo no la posee, puedes ir al Panel de Control, allí abrir Opciones de energía y configurar esta posibilidad. Así, casi todas las funciones del portátil quedan desactivadas luego de un lapso de tiempo de inactividad establecido a tu gusto.
  4. Aero Gastador. Entre las innovaciones de Windows encontramos la interfase gráfica Aero y una barra lateral llamada Sidebar. Se trata de aplicaciones que consumen mucha potencia de cálculo. La empresa Codeplex lanzó para solucionar este problema “Vista Battery Saber”, un programa que pone en funcionamiento o desactiva Aero y Sidebar. ¿Cómo funciona esta aplicación de salvaguarda? Verifica si la energía proviene de la red de corriente común o de la batería, y puedes generar entonces un esquema para ahorrar recursos y rendimiento del equipo.
  5. Silencio inalámbrico y auditivo. No mantengas tu equipo de forma permanente conectado a WiFi, Bluetooth o sistemas infrarrojos (IrDA), consumen demasiada energía aunque no los estés utilizando. Y aunque nuestros equipos son ideales para la recreación, no es buena idea recurrir a estas capacidades si se quiere prolongar la vida de la batería. Esto se debe a que la reproducción multimedia obliga a un gasto en forma constante de energía.

 

  1. Reposo. La batería resulta perjudicada si está siempre conectada a la corriente eléctrica, debido al daño que le provoca conservar toda su carga. La solución en este caso es retirar la batería cuando el equipo está enchufado a la red común, cuidando de mantener tapado el compartimiento donde se aloja la unidad de energía, por seguridad y para que no entre polvo. En el caso de las baterías de litio-ion, sólo requieren de una carga inicial de 8 horas, y para recargarlas no requieren estar agotadas por completo, como sí ocurría con las baterías de níquel-cadmio y las de níquel-metal.
  2. Cuidados. Si no vas a usar tu portatil por un tiempo, guarda la batería a temperatura constante y en lo posible con un 40 por ciento de su carga, nunca descargada. Si se las cuida bien, las baterías de litio-ion pueden durar de dos a tres años.

Pero las baterías no son eternas recuerda César Dergarabedian. Por eso se debe estar atento a los síntomas de agotamiento de la unidad. Por ejemplo, si la notebook se queda prendida unos pocos minutos y luego se apaga, hay que recambiarla.

No hemos encontrado un dato acerca de cuántos notebooks hay en el mundo, pero sí sabemos que cada uno de ellos funciona con batería. Si cada usuario de estos equipos prolongamos su vida útil, consumiremos menos baterías, por tanto contribuiremos con no generar más consumo de energía, por tanto reduciremos el calentamiento global.

Y recuerda: Si no lo haces por tu pila, hazlo por tu Planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!